Galería

España encabeza el fracaso escolar en Europa, y aunque El País no lo diga, Cuba el éxito en América, según la UNESCO

El País, de la trasnacional PRISA, reseña con preocupación el estado de la educación en España y habla de América Latina, a propósito del más reciente informe de la UNESCO, pero “se olvida” de que existe Cuba.

Como dice el bolero “se me olvidó que te olvidé, a mí que nada se me olvida”. A continuación el texto del periódico español y más abajo, la parte correspondiente a Cuba del mismo informe reseñado, pero de Cubadebate. ¿Saben los españoles que asesores cubanos implementan el método “Yo sí puedo” en Sevilla, para enseñar a leer y escribir a adultos analfabetos de esa ciudad? Por cierto, desde que apareció el informe, Yoani se ha pasado el día enviando tuits de inconformidad con la UNESCO.

El País, España: La Unesco alerta de la condena al paro de los españoles sin formación

España es el primer país de Europa en términos de fracaso escolar y de mala inserción laboral de sus jóvenes, según los datos recogidos por la Unesco en la edición 2012 del estudio anual Educación para Todos (EPT), publicado hoy. Uno de cada tres jóvenes españoles de entre 15 y 24 años dejaron sus estudios antes de acabar la secundaria, frente a la media europea, que habla de uno de cada cinco. El estudio recoge el progreso de los objetivos educativos fijados en Dakar en 2010 y cuya fecha tope de cumplimiento es 2015.

Para los responsables del informe, las cifras de abandono escolar en España son “preocupantes” habida cuenta de que se trata de un país “duramente golpeado” por la crisis y donde el paro juvenil superó el 50 % en marzo de este año. La falta de competencias profesionales de los jóvenes europeos “les aboca a desaprovechar su potencial, les hace perder oportunidades de empleo y les impide ayudar a sus respectivos países a volver a la prosperidad”, señala el estudio, donde se asevera que, en tiempos de crisis, dotarles de herramientas es “más esencial que nunca”.

Los autores del informe constataron que entre 2007 y 2009, las tasas de paro entre los jóvenes europeos que no habían completado sus estudios aumentaron ampliamente, a excepción de Alemania, aunque España fue sin duda “la más afectada” del continente. El estudio recupera además la expresión ninis (ni tienen trabajo ni lo buscan), al señalar que “al menos un cuarto de los jóvenes españoles que dejaron sus estudios al acabar el primer ciclo de enseñanza secundaria y un quinto de los que los abandonaron después del bachillerato tampoco buscan empleo”.

“Crear puestos de trabajo por si solo no va a ayudarnos a salir de la crisis”, indica el informe, porque “Europa debe formar a jóvenes con competencias profesionales adecuadas, con experiencia previa y con capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías”. Por ello, desde el organismo se insiste en fomentar las prácticas y pasantías, y en mejorar la formación profesional como se ha hecho “con gran éxito” en Alemania, a fin de preparar a los jóvenes para el mundo laboral. El esfuerzo merece la pena, según los cálculos de la institución, que estima que cada dólar invertido en educación y en competencias supone un retorno de 10 dólares para la economía del país.

Países en desarrollo

En cuanto a los países en desarrollo, unos 200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años “ni siquiera” acaban sus estudios primarios, alerta la Unesco. El organismo destaca la “apremiante necesidad” de invertir más en educación para dotar a estos jóvenes de competencias que les permitan acceder a un empleo digno porque más de un 25 % de ellos “acaban aceptando puestos cuyos salarios los mantienen en el umbral de la pobreza” (1,25 dólares al día).

El informe revela además que “el ritmo de la ayuda internacional al sector educativo se está desacelerando” y de hecho, en 2011 los fondos se redujeron por primera vez. Aunque entre 1999 y 2010 el número de niños no escolarizados en el mundo descendió de 108 millones a 61, en los dos últimos años esa cifra “se ha estancado”, y en regiones como África ha vuelto a aumentar, lamentó la directora del informe, Pauline Rose.

Además, el informe destaca la urgencia de distribuir de una forma más adecuada la ayuda internacional a la educación que, en muchos casos, o bien se dedica a escolarizar a estudiantes extranjeros en los Estados desarrollados o bien se dirige a los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y no a los países más necesitados. Los 3.100 millones de dólares asignados actualmente a la educación superior de los países pobres podrían gastarse “con mejor provecho” si se dedicaran a paliar el déficit de competencias de la juventud necesitada en sus países de origen. Por ejemplo, con el dinero que se dedica a costear universidad de un estudiante nepalí en Europa, se podría “dar acceso a 229 jóvenes compatriotas suyos a la enseñanza secundaria en Nepal”.

En este sentido, el informe hace hincapié en la meta de que todos los jóvenes puedan acabar el primer ciclo de enseñanza secundaria, ya que “es allí donde se adquieren las competencias fundamentales para encontrar un empleo apropiado”, y para ello destacaron que “tanto los gobiernos como los patrocinadores y el sector privado deben participar en este esfuerzo financiero”.

Latinoamérica

El panorama no es mucho mejor en América Latina. Pocos países de la región están “en el buen camino” para cumplir con los objetivos establecidos en 2000 para 2015. El estudio revela que, a pesar de los “importantes progresos” en la escolarización infantil en la región y especialmente en países como Guatemala, uno de cada doce jóvenes tan siquiera ha terminado sus estudios primarios en América Latina y en el Caribe.

En una región donde casi el 50 % de la población tiene menos de 25 años, ocho millones de jóvenes necesitan “vías alternativas” a fin de adquirir las competencias que les permitan encontrar un empleo digno, según el estudio, que este año se centra precisamente en la relación entre educación y acceso al trabajo. La Unesco considera que, frente a la situación de hace cuatro años, cuando América Latina y el Caribe sí estaban bien posicionados, en la actualidad muchos países de la zona se encuentran de nuevo “muy rezagados”.

Hoy en día casi 2,7 millones de niños de la región se encuentran excluidos de la enseñanza primaria, según este informe, lo cual se traduce en que en países como Nicaragua “solo el 46 % de los niños de ese grupo de edad logrará alcanzar el nivel de aprendizaje más elemental”.

Cubadebate, Cuba: Cuba entre los países que más invierten en educación, según la UNESCO

Cuba se coloca en el lugar 16 de una lista elaborada por la UNESCO, en la cual se evalúa la inversión en educación a nivel global y el índice de desarrollo de ese sector. El archipiélago antillano se ubica por encima de Estados Unidos, quien ocupa el lugar 25.

Herman van Hooff, director de la oficina de Educación de la UNESCO para Latinoamérica y el Caribe, destacó al presentar su Informe de Seguimiento de la Educación para Todos que Cuba encabeza a la región en ese tema.

De acuerdo con el documento citado por Prensa Latina, secundan a Cuba en la región Aruba, en el puesto 40, y Argentina en el 43, en tanto, Venezuela y Bolivia -países que reciben colaboración cubana en el sector educacional- se ubican en los puestos 58 y 74, respectivamente.

El informe refiere que la media del gasto público en educación en Latinoamérica y el Caribe es de 4,1 por ciento con respecto al Producto Nacional Bruto (PNB), sin embargo este suele oscilar entre tres por ciento en Uruguay y 9,3 en Cuba, lo que refleja -dice- los distintos niveles de desarrollo económico y los diversos grados de compromiso con los programas educacionales.

La UNESCO denuncia la existencia de 61 millones de niños en todo el mundo sin enseñanza primaria, 47 por ciento de los cuales jamás la recibirá, asegura, y expone la situación extrema de regiones como África Subsahariana y Asia Meridional.

Asevera que la pobreza es la principal causa de la pauperización de la enseñanza en todo el orbe, y en este sentido señala el incumplimiento del compromiso de financiamiento, asumido por los países más desarrollados del mundo durante la Cumbre del G-8 en 2005, en Escocia, Reino Unido.

Esta décima edición del informe de la entidad de la ONU hace énfasis asimismo en la necesidad de proveer a las nuevas generaciones de diferentes competencias básicas, transferibles y técnico-profesionales para encarar el porvenir.

Tal derecho aseguraría a los jóvenes la preparación imprescindible para obtener un empleo digno y participar plenamente en la sociedad del futuro, indicó van Hooff.

Enrique Ubieta . Blog La isla desconocida.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s