Galería

MITO 7: “ El embargo fue la respuesta del gobierno de Estados Unidos a la nacionalización de las compañías norteamericanas en Cuba”.

543033_379152982166760_1304903670_n - Copy
DESMITIFICANDO:
REALIDAD:  El embargo, mejor llamado bloqueo, es  -si queremos hablar con precisión- una verdadera  y cruel guerra económica contra la Revolución Cubana que comenzó mucho antes de agosto de 1960, fecha en que fueron nacionalizadas todas las compañías  estadounidenses.
Esta guerra económica comenzó, sin esperar siquiera 24 horas, el mismo día del triunfo revolucionario,  1o. de enero de 1959, cuando el gobierno de Estados Unidos recibió con los brazos abiertos a funcionarios ladrones del régimen de Batista que huyeron de Cuba llevándose 424 millones de dólares del tesoro de la República, e impidió que Cuba recuperase otros cientos de millones depositados previamente en bancos estadounidenses por estos malversadores.
574923_10151157539851339_1918907287_n
En mayo de 1959 se decretó la primera  Ley de Reforma  Agraria que, a pesar de su moderación, benefició a más de 300,000 campesinos. Esta ley afectó a los grandes latifundistas, tanto nacionales como extranjeros, que poseían enormes extensiones  de tierra sin cultivar o explotadas de manera extensiva. El gobierno revolucionario estableció una indemnización diferida y con plazos razonables. Dada la pobreza del país era irrealizable de otra forma. Pero el gobierno de Estados Unidos había decidido ya el derrocamiento del gobierno revoucionario y, violentando el derecho internacional, exigió el pago inmediato, completo y efectivo, algo que sabía era completamente injusto e imposible.
El 24 de junio de 1959, Robert Klieberg, propietario del King Ranch de Texas y del  enorme latifundio del mismo nombre en la provincia cubana de Camagüey, propuso al Secretario de Estado norteamericano, Christian Herter, la supresión –como medida disuasiva-  de la cuota azucarera cubana. Según Klieberg “grandes cantidades de personas quedarían sin trabajo y comenzarían a pasar hambre”.
En un memorando de 1o. de Julio de 1959, del director de la Oficina de Asuntos Regionales del Departamento de Estado al Subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos, se recomienda toda una serie de medidas abiertas de guerra económica contra Cuba;  entre ellas, principalmente, la disminución o supresión de la cuota azucarera.
Terrorismo  quema de la tienda El-Encanto
De manera sistemática, y a partir de octubre de 1959, la CIA llevó a cabo numerosas acciones de sabotaje contra centrales azucareros y cañaverales, utilizando avionetas que lanzaban bombas incendiarias y fósforo vivo sobre industrias y cultivos.
 En su intervención del 21 de octubre de 1959, Fidel  se refirió a la amenaza de estrangulamiento económico si la Revolución llevaba adelante la reforma agraria: “ … Encima de tener 600,000 desempleados, encima de tener una producción per cápita de 300 pesos, encima de tener la quinta parte de los hospitales que necesitamos, encima de todo eso, si vamos a hacer algo para liberarnos de todo eso, nos amenazan con matarnos de hambre”.
Con el comienzo de 1960 se intensificaron las acciones terroristas por vía aérea contra centrales azucareros y campos de caña: 10 en enero, 12 en febrero, 15 en marzo.  El 17 de marzo de 1960, el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos aprobó un Programa de Presiones Económicas que contemplaba el ceso del suministro de petróleo, la suspensión de acuerdos comerciales, la prohibición del turismo y el despojo de la cuota azucarera, entre otras medidas.
En un informe desclasificado del funcionario del Departamento de Estado, I.D. Mallory, fechado el 6 de abril de 1960 se lee: “El único medio previsible para enajenar el apoyo interno [a la Revolución] es a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las dificultades económicas […] a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.
A cada nuevo acto terrorista o medida económica agresiva de Estados Unidos, Cuba respondió de manera ejemplarmente digna y promulgando leyes que beneficiaban a toda la población. Luego que Estados Unidos suspende los envíos de crudo, Cuba firma, en febrero de 1960, el primer acuerdo comercial Cuba-URSS para la venta de un millón de toneladas de azúcar que serían pagadas con petróleo.
Bloqueo
Cuando las refinerías de propiedad estadounidense se niegan a refinar el petróleo soviético, el gobierno cubano las interviene (16 de junio de 1960). Dos meses después, cuando ya las intenciones de Estados Unidos de aplastar a la Revolución Cubana se manifestaban sin tapujos, el  gobierno revolucionario ordena la intervención de todas las compañías norteamericanas.
Vemos pues, que la guerra económica contra Cuba, la más larga y universalmente repudiada de la historia, se inició el 1o. de enero de 1959, tuvo desde su inicio un claro carácter subversivo, y se llevó y se lleva a cabo mediante métodos criminales y genocidas.
Salvador Capote
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s