Galería

Yoani Sánchez, el ciberespacio y su viaje por el mundo

yoaniLos medios de comunicación masiva con su imponente capacidad para transmitir no solo mensajes, sino, sobre todo ideología, teniendo en cuenta que esta se constituye en puntos de vista, ideas, opiniones y representaciones del mundo en que vivimos, son cada vez más necesarios para los intereses políticos de organizaciones y países.

Las nuevas tecnologías de la información se erigen como pilares en la edificación de plataformas políticas y/o de figuras creadas al efecto, tal es el caso de la agresión a que es sometido un país como Cuba desde centros de poder internacional. Los Estados Unidos de América en su afán por mantener su hegemonía no han escatimado en formas de hacer sucumbir proyectos económico-sociales que ofrecen una alternativa al suyo o promovido por ellos. La Revolución cubana es vista como enemiga amén de que altos jefes militares norteamericanos, en varias ocasiones, hayan declarado que no es una amenaza para la seguridad nacional -la cacareada teoría para justificar su política hostil-, de ese país.

El entorno del ciberespacio a partir de la primera década del S.XXI se ha convertido en un nuevo escenario de guerra: conquistarlo es una necesidad imperial, convertirlo en su punta de lanza para intentar subvertir el orden interno cobra ribetes de prioridad. Las armas por tanto, pueden ser los software, virus informáticos, el empleo de hackers entrenados al efecto, en esa contienda los aviones cargados de bombas son teledirigidos desde oficinas para destruir en el mundo físico.

Lo anterior tiene efectos fácilmente visibles, mas la creación de figuras con un respaldo mediático orientado como quinta columna es de los métodos favoritos de los imperios, en el caso cubano podemos encontrar una blogosfera con personajes cuya capacidad adquisitiva es superior a la de ministros, científicos, artistas, deportistas, miniempresarios o pequeños agricultores, con la peculiaridad de venderse como “víctimas de un régimen que los aplasta y coarta sus libertades”, sin embargo son muchos los que han aprovechado la nueva ley migratoria cubana para pasaporte en mano, salir a viajar por el mundo y de paso recibir las dádivas por su labor de zapa.

 El hecho de mayor trascendencia sin lugar a dudas es el de la bloguera Yoani Sánchez, a quien el 18 de febrero rumbo a Brasil le montaron un show de despedida en el aeropuerto José Martí de la capital cubana. A pesar de su archiconocido nombre –al menos en las redes sociales y medios fuera de Cuba-, son menos conocidas facetas de su historia reciente.

Es relevante dar a conocer que desde 2007 con la apertura de su blog Generación Y ha habido un marcado interés por convertir en noticia este sitio y a su “autora”, podríamos citar, un variopinto panorama en el que se incluirían escritos a favor y en contra. Sin embargo, consideramos que haberla aprobado como la vicepresidenta regional por Cuba de su Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), organización patronal de periódicos con sede en Miami, con el objetivo de “supervisar la libertad de prensa en la isla”, es de lo más significativo.

En este mundo al revés –sabiamente clasificado así por Eduardo Galeano– ser representante de este consorcio mediático (1300 periódicos y revistas) le permite a la Sánchez que sus artículos sean reproducidos con mayor amplitud y frecuencia de los ya habitualmente nauseabundos por su presencia en la red de redes, a diferencia de la enormidad de obstáculos que tienen que enfrentar intelectuales cubanos y de otras latitudes del mundo con muchísimo más talento y cosas que decir para beneficio de todos.

Si queremos arrojar más elementos sobre esto baste solo plantear que la señorita Sánchez Cordero con su Internet a la carta, dispone -tal vez la única cubana- de PayPal y además disfruta de un ancho de banda unas sesenta veces superior a todo su país, ¡qué privilegio!, aquí se trastocan los personajes de David y Goliat, sobre todo porque han tratado de endilgarle el primero a ella y sus compinches… fíjense que ahora mismo tampoco nosotros entendemos, ¡qué confusión!.

Yoani y su labor como “representante de Cuba por el mundo”

Amén de la real nimiedad que representa hoy para los cubanos el viaje de la “estrella mundial” cubana –aunque reiteramos prácticamente desconocida en su país-, esta constituye una de las noticias de mayor propagación mundial.

Desde el mismo momento que inició la tan difundida gira de 80 jornadas que la llevarán a 11 o 12 países, la web fue inundada de noticias con su nombre como protagonista. Aunque para desdén de ella y sus seguidores, muchas reflejen las manifestaciones de rechazo a la mercenaria, protagonizadas por conocedores y defensores de la realidad cubana en diferentes partes de Brasil.

Vale destacar lo ocurrido en la ciudad brasileña de Salvador, donde unas 80 personas, en su mayoría miembros de movimientos de izquierda como la Unión de la Juventud Revolucionaria, la Unión de Juventudes Socialistas y la Asociación José Martí de Bahía, no escatimaron en rodear el lugar donde se exhibiría el documental Conexión Cuba-Honduras del director brasileño Claudio Galvão da Silva (Dado Galvao), el mismo que hace aproximadamente un año intentó captar la atención de muchos divulgando que había cancelado el estreno de su documental programado para el 10 de febrero, por la ausencia de una de sus “protagonistas”.

Como es ya usual, Miss Yoani suele ser algo discordante en sus discursos. Mientras en sus primeras declaraciones confesó que le gustó ver cómo en el aeropuerto de Recife algunas personas protestaban y hasta la insultaban por su visita a Brasil, porque, en su opinión, eso muestra que en el país hay libertad de expresión, ahora afirma que pensó que su acogida sería dura, pero nunca de esa forma. Incluso llegó a afirmar que esto fue el efecto de una componenda de la embajada de Cuba en el gigante sudamericano. Realmente no entendemos la sorpresa, porque pensar que ella sería recibida con lauros y banderas solo podría ser una ilusión óptica, o una buena distribución monetaria por parte de sus proveedores.

No obstante, parece que los editores del blog Dcuba.net, se confundieron de figura al publicar: “Los “Actos de Repudio” organizados abiertamente en Brasil por la dictadura Castrista (en una grosera injerencia en los asuntos internos de “esa hermana” nación) han provocado dos consecuencias inmediatas y esperadas. La primera, que la visita privada de Yoani Sánchez se convierta en un acontecimiento mediático de primer orden en un país acostumbrado al jaleo propagandístico permanente y la segunda, ha sido la de confortar ampliamente la imagen internacional de la opositora”.

Seguros estamos que cuando se hable de Cuba hay que hablar de Injerencia, pero no de este país en la soberanía de otros, sino de cómo las sucesivas administraciones norteamericanas no han aceptado nunca nuestro derecho a la libre determinación y por eso intentan desestabilizar nuestro gobierno.

En cuanto a que la visita de Yoani era privada nos asaltan las dudas, pues si era así, por qué desde el mismo momento de adquirir la visa la información fue publicada en tantos sitios –no precisamente cubanos- y a su salida de Cuba y arribo a Brasil varios “periodistas” la aguardaban en el aeropuerto. Ahora, que era un acontecimiento mediático, de eso más que seguros, estamos convencidos, todo el mundo sabe que ella no necesita que Cuba conforte su imagen internacional, porque de eso se han encargado los medios occidentales y si no lo creen, solo tienen que leer su historial en Wikipedia casi comparable con la de personalidades como Abraham Lincoln o Salvador Allende, pero claro, la de ella es espejismo.

Resulta risible además, escuchar a la señorita decir que está preocupada por el momento del regreso al país pues no sabe si se le permitirá; que la reforma migratoria que le permitió obtener un pasaporte y viajar es insuficiente porque aún no reconoce el derecho de los cubanos a salir o entrar del país y sobre todo, elogiar la velocidad de conexión a Internet que ha disfrutado allí en Brasil.

Mostrarse ante el mundo como la “perseguida disidente que solo intenta luchar por los intereses de sus coterráneos” es y será siempre el papel que más le interesa interpretar a Yoani, por eso no es sorprendente que si antes su “preocupación” era que en disímiles ocasiones le habían negado el pasaporte, ahora la misma cambie por el temor de si la dejarán o no regresar a su “amada” Cuba.

Estar siempre en el medio de la contradicción parece ser lo que más le gusta a este personaje. Además, quién sería capaz de negarle la entrada a este país a la “humilde” cubana que luego de vivir dos años en Suiza, país con una de las más desarrolladas economías mundiales, prefirió regresar a su Patria para “luchar” por ella y de paso, recibir una buena cantidad de dinero por su trabajo. Parafraseando al cantante cubano X Alfonso, todos buscando un sueño –en su caso mejor diríamos una fortuna- cambiamos así de rumbo, ¿no es esta su historia Yoani?

Referente a que la nueva reforma migratoria aún no reconoce el derecho de los cubanos a salir o entrar del país, realmente estamos abismados por el nivel de desconocimiento que la paisana tiene de los reglamentos legales de su tan “querida” y “defendida” tierra, no obstante, aquí le recordamos algunos detallitos, los que de seguro se les pasaron por alto durante sus declaraciones en Brasil.

Según el artículo 20 de la Ley de Migración puesta en vigor el 14 de enero de 2013: “Los ciudadanos cubanos mayores de 18 años de edad, y los representantes legales de los menores de dicha edad, así como de los legalmente declarados incapacitados, podrán solicitar Pasaporte Corriente”; con el mismo procedimiento que se utiliza en todas las partes del mundo, las visas son otorgadas por los países que recibirán a los individuos, así que Cuba no tiene nada que ver con la selección de quienes entrarán o no a ese territorio –mírese el caso ecuatoriano que durante la anterior política migratoria permitía a los cubanos entrar libremente y ahora son ellos los que exigen una carta de invitación para ingresar a su región-; y como último pasa, pues nada, a comprar el pasaje.

Por su parte, para entrar al territorio nacional, los artículos 45 y 47 plantean que los ciudadanos cubanos deben poseer pasaporte cubano vigente, expedido a su nombre o documento equivalente, mientras en el caso de los emigrados deben presentar su pasaporte debidamente habilitado. Los ciudadanos cubanos emigrados pueden permanecer hasta 90 días en sus visitas a Cuba y los ciudadanos cubanos con residencia en el exterior lo pueden hacer hasta 180 días, en ambos casos, la autoridad migratoria puede prorrogar el término cuando corresponda.

Si de esta forma aún no logramos reconocer el derecho de los cubanos a salir y entrar del territorio nacional, sería bueno que la Sánchez me explicara cómo es que se hace, así yo también aprendo un poco.

En cuanto a la velocidad de conexión a Internet existente en Brasil, también la elogiamos, pues el promedio brasileño es de 6.19 megabaytes por segundo (MBps), país que junto a Chile -quien ocupa el primer puesto- y seguido de Argentina y Uruguay constituyen las mejores banda ancha de Suramérica.

Cuba, por su parte, solo tiene una conexión de 379 megabits para la descarga de información y 209 para la carga., o sea, lo mismo que una universidad argentina, un hotel 5 estrellas en Nueva York o 4 cybercafés de México. Como expresara la especialista Rosa Miriam Elizalde “cuatro cafés tienen lo mismo que toda una isla con 11 millones de habitantes”. ¿Paradójico verdad? No obstante, a pesar de las reales limitaciones tecnológicas, la penetración de Internet en Cuba es de un 15% y aunque realmente es poco, existen países en la propia América Latina como Bolivia, Honduras y el Salvador con cifras inferiores de 12, 13 y 14 por ciento respectivamente. Otro dato curioso es el caso de la India, uno de los países más importantes en la creación de software solo cuenta con una penetración de internet del 8% de sus aproximadamente mil millones de habitantes.

Ahora la Sánchez acaba de llegar a la República Checa –segunda escala de su multitudinario viaje- donde aprovechó a contar una nueva de sus ya habituales mentiras. En esta ocasión, alegó que pocos días antes de su llegada a Brasil el embajador cubano en Brasilia repartió un dossier en contra de ella, incluso entre funcionarios del Partido de los Trabajadores. Por otra parte en la red social Twitter, denunció los atropellos sufridos en su reciente visita a Brasil. En fin ¿debe o no haber libertad de expresión en el mundo? Porque eso, la verdad, queda claro.

Aún no sabemos cuántos días demora la estancia de Yoani en este país de la Europa Central, ni si realmente el orden de viaje será México, EEUU, Alemania, Suiza, Suecia, Italia, España, Perú y quizás Argentina como algunos publican. Ahora solo queda esperar cómo se desarrollarán los acontecimientos en esta zona, y si en verdad al llegar a Estados Unidos el presidente Barack Obama la recibirá como se rumora.

Particularmente no ponemos en duda nada de lo que pueda ocurrir en el norteño país, aunque ya una vez las cosas con el presidente Obama no le salieron tan bien, cuando después de expandirse una supuesta entrevista realizada por ella a él – convirtiéndola en la primera bloguera del mundo que lograba entrevistarlo- Wikileaks demostraba que había sido confeccionada y respondida por un funcionario de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana. No obstante, esperemos  ver qué suerte le depara el destino a la comediante de bajo rating.

El nerviosismo de la Sánchez

Nuestra “amiga” Yoani en Brasil, demostró con claridad que las reformas migratorias que han entrado en vigor en Cuba desde el pasado 14 de enero no tienen trampas. Pocas veces los medios se encargan de hablar de transparencia en el caso de esta isla y han intentado matarla diciendo un número de sinsentidos. Es cierto que para muchas personas –sobre todo fuera de Cuba- les parecerá ridícula esta opinión respecto a la eliminación de aquella burocracia inútil que acompañaba cualquier incursión cubana fuera de sus fronteras, pero veamos las luces y no las sombras. Son cosas como esa las que realmente nos dicen que nuestro país cambia y, si bien no tenemos todo lo que deseamos y podemos transformar, por algo debe empezarse.

Pero sin desviarnos del tema. Hablábamos de Yoani Sánchez, que es más que una mercenaria común. Muchas veces nuestros aliados piensan que solo por esta característica dicha señora puede ser objeto de mofa, pero se equivocan. Negar su inteligencia y preparación es un error, por algo sus pagadores la mantienen tan contentica. No parece que los capitalistas le pagarían miles de dólares a una simple embustera y, por otro lado, negarlo sería renegar de la queridísima Universidad de La Habana en donde –sentimentalismos aparte- se tiene historia y presente de sus buenos estudiantes y graduados.

Ella aprovecha su oportunidad mientras puede, ya que el día que deje de ser la “voz de los jóvenes cubanos de la generación Y”, probablemente buscarán otro vocero y, por aquel entonces, ella tendrá su futuro económico asegurado.

Muchos, en las redes sociales, han dicho “se va para regresar” ¡Pero, claro, si no está aquí se le acaba el material! Negándole el dichoso documento –al cual tiene derecho como ciudadana cubana, como todo el mundo- era enfrentar otra campañita con el asunto de “el gobierno no deja salir a los “disidentes”, se viola el derecho a la libre expresión y etc.”. Ya se lo otorgaron y ella se encuentra dándole la vuelta al mundo en 80 días.

Lo más gracioso de este hecho: dice ella que no tiene dinero para viajar y realizó un llantico de miseria para recolectar fondos que incluye organismos internacionales, personas naturales de los países que visita y hasta una pariente que trabaja como auxiliar de farmacia en Miami. Es una maravilla…No nos crean si no quieren, pero los premios que ella ha ganado dejan buenos dividendos –ya nos gustaría, como a todo el mundo, que tampoco son tontos- y ellos no le alcanzan para pagarse su gira. Solo la Vicepresidencia del SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) le dejan sus buenos 75 000 USD.

Las redes sociales, en especial Facebook, se hacen eco de este periplo. Han resucitado “muertos” informativos con una actividad impresionante. Como siempre, ella tiene la publicidad asegurada, pero el marketing a veces funciona como arma de doble filo. El cómo puedes cortarte tú intentando agredir a otros se puede ejemplificar con lo que le ha pasado a nuestro personaje principal en el primer país en el cual aterriza, Brasil.

Llega de madrugada y hay todo un grupo de activistas de izquierda esperándola. Le gritan horrores y le tiran dólares a la cara. El asunto es que parece que el recibimiento la ha puesto nerviosa.

Se puede entender. Hace muchos años que ocurrió su primer y único viaje a Zúrich, Suiza; la verdad es que no sabemos qué pasó con ella en ese tiempo, pero regresó y desde ese día no ha vuelto a pisar tierras foráneas. Por otra parte, la actividad de Yoani ocurre fundamentalmente en la red y jamás ha tenido que enfrentarse cuerpo a cuerpo con personas airadas –por más que ella alegue haber sido golpeada no sé cuántas veces-, por lo que un choque real también puede haber desestructurado un poco su carácter.

Por demás, es lógico que ella, que es una persona –algo que olvida a veces cuando habla de otros seres humanos- esté nerviosa. Esto nos trae directamente a otro asunto: cuando estamos nerviosos, es mejor callarse y pensar, porque si dices algo, probablemente no tengas el resultado que esperabas.

Justo lo que relatamos es lo que le ha sucedido a Yoani en sus primeros días brasileños. Primero, dice que los activistas nacionales de ese país son pagados por el gobierno cubano –un buen ataque de egocentrismo, ni la dictadura argentina ni la chilena siquiera gastaban tanto el tiempo ni el dinero-. Luego, proclama la liberación de los cinco héroes para decir al otro día que eso no fue lo que quiso decir, que empleó una ironía –y hasta El Nuevo Herald la malinterpretó-. Ella debería saber, ya que se ha especializado en los últimos años en este gran lío que es la comunicación y la web 2.0, que se debe ser muy cuidadoso con lo que se dice, puesto que negar lo que ya declaraste no muestra más que inseguridad y crea un enorme descrédito en las masas que pueden apoyarte.

Una vez más, las declaraciones de Yoani insultan al público inteligente puesto que se debe ser muy cuidadoso no solo con lo que ocultas, sino también con lo que dices.

Terminaremos estas consideraciones, con dos detalles que pueden resultar superficiales a cualquier lector, ya que se tratan de opiniones personales o del propio estilo de nuestras vidas. Nos referimos a que, si estamos tratando con una profesional de las ciencias de la comunicación, ella debe conocer algo de protocolo empresarial y profesional. Está bien eso de mantener tu estilo y adoptar la imagen pública de la “maltratada”, pero de ahí a ir vestida al Senado de Brasil como si fuese a pasear por el Malecón me parece exagerado. Los cubanos nos caracterizamos por ser demasiado rimbombantes en el vestir –no entraré en disquisiciones sobre estética- pero el protocolo es uno y exige respetabilidad. En eso pueden estar de acuerdo todos los empresarios del mundo.

Por último, no apostamos por la politiquería, pero coincidimos en detestar a las personas que no quieren ni respetan al país en que nacieron. Cuba puede ser un foco de problemas, cosas difíciles de solucionar, muchos de nosotros los jóvenes somos muy críticos, hasta la saciedad; pero desde pequeños nos enseñaron que debes amar a tu país. Puedes tener la opinión que quieras –y nos caracterizamos por respetar criterios ajenos, si no, sería imposible ejercer nuestras profesiones como psicóloga, periodista o profesor de ciencias sociales-, pero debes amar tu país. Eso lo sabe y está implícito en lo más ancestral de lo humano. Si te dedicas, en nombre del amor, a solo criticar, para cobrar miles de dólares además por hacerlo, entonces no te respetas ni a ti mismo como ser humano. Yoani debería pensar en eso o irse a cualquier rincón del planeta donde se viva según su idea: ya tiene pasaporte para hacerlo.

Eddy Mac Donald Torres, Dunnia Castillo Galán  y Odile Orizondo Marrero
Materiales consultados
:

http://www.ecured.cu/index.php/Internet#Internet_en_Cuba

http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/01/07/aumenta-la-capacidad-de-conexion-de-la-internet-cubana/

http://es.wikipedia.org/wiki/Yoani_Sanchez

http://www.neoclubpress.com/ultimo-minuto/latinoamerica/4454-yoani-sc3a1nchez-y-el-caso-de-brasil.html

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2013/02/27/el-doble-fracaso-de-yoani-sanchez-en-brasil-video/

https://petitions.whitehouse.gov/petition/invite-cuban-dissident-blogger-yoani-sanchez-white-house-speak-about-situation-human-rights-cuba/XznCym2Q

http://cambiosencuba.blogspot.com/2013/02/y-mientras-yoani-sanchez-se-pasea-por.html

http://www.cubainformacion.tv/index.php/objetivo-falsimedia/48470-yoani-sanchez-participara-en-mexico-en-reunion-de-la-patronal-de-los-medios-ipreguntara-por-los-11-periodistas-asesinados-en-2012

(*Tomado de Cuba x Dentro)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s