Galería

Gobierno negocia con empresa española fabricación en Cuba de bombillas sin obsolescencia programada

 Xinhua.- Las autoridades cubanas y la empresa española OEPS Electrics, de Barcelona, negocian hoy la posible instalación en la isla de plantas para producir un nuevo tipo de bombilla con tecnología LED, cuya duración estimada está entre 80 y 100 años. El Ministerio de Industria de la isla firmó con la empresa barcelonesa un memorando de entendimiento para iniciar conversaciones con vistas a transferir esa tecnología para el ensamblaje y posterior fabricación de bombillas de 6,5 watts y luminosidad comparable a lámparas incandescentes de 100 watts.

Esas bombillas ahorran 92 por ciento de consumo energético con respecto a los incandescentes y 68,42 por ciento respecto a las de bajo consumo, además de que emiten a la atmósfera 70 por ciento menos dióxido de carbono porque trabajan con muy pocos grados de temperatura.

Bombillas, tubos y otros productos de tecnología LED, con una alta durabilidad y además reparables, pueden ser producidos en Cuba, dijo en rueda de prensa el presidente de la empresa española, Benito Muros.

La propuesta es que las nuevas luminarias se fabriquen en plantas de La Habana y de Villa Clara, una ciudad ubicada 270 kilómetros al este de la capital cubana.

Muros y su compañía han desarrollado también una tecnología que permite sustituir las partes de las bombillas que puedan ser dañadas por una sobrecarga eléctrica o por algún otro factor externo, lo cual hace prácticamente irrompibles esos productos.

La futura cooperación con Cuba incluye continuar las investigaciones para darle también una alta durabilidad a electrodomésticos, como refrigeradores y lavadoras.

La compañía española cederá a la isla los derechos de la patente y la tecnología para que, cuando comience la producción, esos productos se puedan exportar en primer lugar hacia los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), y después a otras naciones interesadas.

El empresario dijo que eligió Cuba para esta experiencia por su apego a la protección de las personas y el medio ambiente.

Para el diseño de la nueva tecnología, Muros se inspiró en una bombilla que desde hace 111 años se encuentra encendida en un parque de bomberos en Livermore, California, sin que haya sido apagada ni una sola vez.

El español es impulsor del denominado movimiento Sin Obsolescencia Programada, el cual busca la confección de equipos electrodomésticos de larga duración.

Según información publicada en la página de internet de la organización Veoverde, esa idea de acabar con la obsolescencia programada le ha generado un sinfín de problemas a Muros, quien incluso ha sido amenazado de muerte, amenazas que son investigadas por la Policía española.

La obsolescencia programada o planificada es un concepto desarrollado entre las décadas de 1920 y 1930 para la programación calculada del fin de la vida útil de un producto, de manera que sea obsoleto o inservible después de un tiempo fijado de antemano por el fabricante durante el diseño.

El empleo de la obsolescencia programada hace que en algún momento todos los productos fallen, lo cual obliga a los consumidores a comprar otros para reemplazarlos y comenzar de nuevo el ciclo de compraventa.

El objetivo claro de esa estrategia es el lucro económico y deja a un lado el cuidado y el respeto por el medio ambiente, pues cada producto obsoleto supone una contaminación ambiental al deshacerse de él.

Ese tipo de diseño origina que cada año en el planeta se desechen unos 7.000 millones de bombillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s