Galería

Estados Unidos desvela por error programa subversivo contra Cuba

150 millones para acciones en Cuba desde 1990.

Desde la década de 1990 la USAID  ha gastado 150 millones de dólares con grupos antigubernamentales y en programas de inteligencia en Cuba.

La Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid) mostró un programa subversivo de seis millones de dólares contra Cuba al usar por error una línea desprotegida para enviar documentos a diplomáticos norteamericanos en La Habana.

Los materiales detallan que dicha entidad lanzó el pasado 10 de julio su iniciativa SOL-OAA-13-000110 y al menos 20 organizaciones no gubernamentales solicitaron los fondos para entrenar a presuntos disidentes de la nación caribeña en los próximos tres años.

Ese plan incluye propuestas de presupuesto, formas de observar y evaluar el progreso, organigramas y experiencia de otros proyectos desestabilizadores diseñados para Cuba bajo la ley Helms-Burton de 1996.

Tiene como objetivo brindar oportunidades a los llamados opositores para que viajen al exterior, aprendan habilidades técnicas y se adiestren en una “serie de campos considerados importantes para el desarrollo de la democracia y la sociedad civil”, en abierta subversión del orden político.

Según reportes periodísticos, funcionarios de la Usaid llamaron a los aspirantes a fines de agosto para informales de que sus solicitudes habían sido enviadas en una línea no codificada a La Habana y podían descartarlas si las consideraban demasiado arriesgadas.

Ninguno de los grupos anuló sus peticiones, pero al cabo de varias semanas cada uno recibió cartas de rechazo que no hacían mención del error de la Agencia pero que calificaban a sus iniciativas de deficientes.

La Usaid se autodefine como una organización no gubernamental, aunque es uno de los instrumentos de la Casa Blanca que utiliza los servicios de inteligencia para obtener información sobre países de la región e influir en su política interna y externa.

Tiene un presupuesto anual de mil millones de dólares y los destina a operaciones en Latinoamérica y el Caribe con el fin de “moldear” las sociedades donde trabaja e identificar las personas adecuadas que sirvan a sus planes.

Entre sus principales tareas está reforzar la política exterior estadounidense bajo la fachada de la ayuda económica, agrícola, sanitaria, política y humanitaria.

Cubadebate (Con información de Prensa Latina)

El parche antes de que salga el grano… gubernamental

Lo que publicó El Herald

Lo que publicó El Herald

Cada vez que alguien cita documentos, u otras evidencias, sobre los vínculos de la llamada disidencia cubana con el gobierno de Estados Unidos es acusado de portavoz del gobierno cubano.

Pero quizás eso cambie a partir de hoy. El diario El Nuevo Herald de Miami ha querido poner el parche antes de que salga el grano, dando a conocer que al gobierno de Estados Unidos se le ha escapado una información secreta sobre el pago de seis millones de dólares “para ayudar a disidentes cubanos que el gobierno cubano ha declarado ilegales como parte de una campaña semiclandestina para derribar al régimen comunista”.

Según El Herald, entre la información estaba un programa “para entrenar a líderes emergentes de los sectores no gubernamentales de Cuba”, incluyendo  “los nombres de algunos posibles candidatos para recibir el entrenamiento y los lugares donde podrían ser entrenados”.

El reporte del periódico miamense denomina a los beneficiarios de ese dinero “sectores no gubernamentales de Cuba” pero lo que prueba este hecho es que se trata de  sectores gubernamentales de Estados Unidos, quien no sólo los financia sino que entrena a sus directivos -como animales de Circo- en lo que deben hacer.

Dice El Nuevo Herald que  la inteligencia cubana tiene los documentos, quizás esa es la razón por la que el diario de Miami ha decidido dar la alarma y proteger a los “no gubernamentales” que en Cuba trabajan para el gobierno de Estados Unidos. Lo simpático es que los blogueros y periodistas cubanos, a los que El Nuevo Herald y sus adláteres, llaman oficialistas y progubernamentales nos enteramos de esa información -ya en poder de la inteligencia cubana, según dice el diario- por los voceros del gobierno estadounidense -a cuyos empleados en Cuba quieren proteger-  y no por el “régimen comunista” del que supuestamente somos portavoces.

Iroel Sánchez. La Pupila Insomne

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s